Por Guillermo López y Juan Vique

Puntual, con paso ligero y vestido de negro llega Alejandro Fernández. Saluda, se pone a disposición y su mirada queda perdida en un mural del bar Valerio, en el que se ilustran diversas tapas de diarios mientras elogia las relacionadas al arte y esquiva las deportivas, pintadas en la pared. 

A Alejandro Fernández lo conocen como Pedro Dalton y es el vocalista de Buenos Muchachos desde 1991. Tanta fue la espera durante la pandemia del coronavirus para volver a tocar que no le importó el formato. La banda tocó el 9 y el 11 de julio en La Trastienda y se convirtió así en el primer show de la nueva normalidad.

Dalton, entonces, dice que Buenos Muchachos es una banda de teatro y que, por lo tanto, muchas veces tocaron con gente sentada. El protocolo de la vuelta a los toques es parte de un “divague”, pero señala que hay que “dejarse de joder” y “cuidarse”. 

Y Dalton se cuidó, estuvo mucho tiempo en su casa, aunque por momentos también pensó que la pandemia del coronavirus respondía a “intereses de poder”. 

Lo que sigue es un resumen de la entrevista del músico con Mejor Dicho

¿Cómo viviste los primeros meses de pandemia?

Al principio escuchaba la radio y miraba televisión, pero la viví solo. Hice la mía. En un momento apagué todo y dejé de darle bola. Solo salía al supermercado y aprovechaba ahí para caminar dos veces por semana. Iba escuchando lo que recomendaban hacer y era todo muy confuso: decían una cosa y hacían otra. Fue una locura. 

Yo la pasé bien, a mí me fue bien. Lo que vi para afuera es lo mismo de todos los días, gente ubicada que trata de hacer las cosas bien y otra gente que no.

¿Tenían proyectos con la banda previo al 13 de marzo?

El mismo día que empezamos a grabar el disco fue cuando saltó todo, el mismo día. Lo que hicimos fue una maqueta del disco que íbamos a grabar. Me la pasaron sin las voces y yo le grababa arriba con mi voz. Estuve un mes ensayando lo que iba a grabar después en el estudio. 

Fueron la primera banda en tocar bajo la nueva normalidad, ¿cómo afectó el show? 

Nosotros somos una banda de teatro. Mil veces tocamos para gente sentada. Incluso me gusta más porque te están escuchando. Lo que sí nos afectó es que no podamos estar los sietes integrantes.

¿Qué te pareció el protocolo?

Tiene parte de divague pero hay que dejarse de joder. Es cuidado para el otro. Tenés que pensar que podés trabajar, pero la gente se queja de todo. Mantené los dos metros y no jodas más, ¿qué problema hay de ver un show sentado? 

Dicen que te quieren manejar, y te manejan sí; pero, ¿qué haces vos cuando te manejan? Yo salí, toqué las canciones como quise y acepté la situación.Lo decide gente de afuera, sí, el Ministerio de Salud Pública, pero hacen lo que pueden. Toco sobre fin de mes con el mismo régimen y está todo bien. Esto no va a ser para siempre, se va a acomodar.

¿Cómo recibiste la comunicación del virus durante la pandemia?

Hubo un ataque natural no solo en los medios sino las redes también, gente que miente y genera miedo, caos. Siempre que pasa algo, las redes sociales se encargan de desinformar. Cualquiera escribe que el coronavirus está detrás de la oreja de cada uno y la gente lo repite. Hay una paranoia y un caos generalizado importante, yo trato de no escuchar nada y recibo la información de gente seria.

¿Llegaste a dudar de la pandemia?

Obvio. Hay momentos que pensás que es una demencia, que está organizado, que hay intereses económicos, políticos, intereses de poder. Ahí te das cuenta que te tienen como quieren y nadie sabe nada. Creo que existe el virus, pero después pensás que es un divague.

¿Nos cambió como sociedad la pandemia?

Esto no nos cambió en nada. La gente está muriendo por vivir la vida normal como la vivía antes. Está todo el mundo igual. Hay gente con tapabocas y otra que no le interesa. Mis amigos argentinos se pondrían cualquier cosa con tal de salir. Nosotros podemos salir y la gente se queja de la distancia social. Está bueno mantener distancia. 

¿Qué te despejó la cabeza estos meses?

Un montón de cosas. No soy un loco acostumbrado a salir, aunque me gusta caminar. Escuché mucha música como Pere Ubu, una banda vieja que sigue tocando y sacando discos. También otra de la misma época que se llama Pop Group y además Walker Brothers. Pero la parte más oscura después se volvió más comercial. También dibujé un montón.

Extrañé el cine. Tenía entradas para ver por segunda vez la obra de Roberto Suárez. Pero igual no me quejo porque la pasé muy bien. El cigarro lo dejé en febrero y en vez de comer salía a caminar para calmar la ansiedad. Sentí cambio en dejar de fumar en la respiración y en el aguante físico.

¿Qué análisis haces del gobierno en estos meses?

Le salieron bien las cosas. Le dejaron todo bastante servido, si no hubiera colapsado. 

Acá la pandemia no prendió como tantos virus que no llegan. Cuando pasó lo de la gripe aviar yo vivía en Buenos Aires y allá estaba todo el mundo paranoico y en Uruguay pasó inadvertida  te das cuenta que la gente vive enajenada. 

Para las elecciones nacionales, el Frente Amplio (FA) hizo un spot con artistas. ¿Te hubiese gustado que te convoquen?

No, yo no represento partidos políticos por más que voto al Frente Amplio. No sería la cara ni un poco. Aunque sí sería en la parte de derechos humanos. 

¿Recibiste críticas como los artistas que participaron del spot?

Sé que le pegaron a varios por eso. Son artistas que votan al Frente Amplio, pero la gente no está acostumbrada. En Argentina es todo más sencillo: o sos K o sos M. No hay término medio, son enemigos y estás o de un lado o del otro. Y yo votaría a los K sin duda.

¿Te gustaría que acá fuese así?

No porque no somos así. No somos de salir a trancar todo, somos diferentes. A mí no me copaba salir a decir “la pandemia no existe”, salir con los perros. .No soy así y no somos así. Prefiero sacar lo bueno. 

¿Qué opinión tenés de los medios?

Manejan la pelota, son centros de poder, son tendenciosos. Es así. Poder informar es un gran poder.

¿Consumís alguno?

La Diaria. Los veo un poco más intelectuales.

Cuando componés, ¿buscás relatar una historia en la letra? 

Hay canciones que generan esa historia de buscar un personaje y otras veces son frases sueltas. Estas últimas composiciones están más politizados, más a mi manera, medio abstracto. 

¿Vas a escribir algo del coronavirus?

No. Pasa que el coronavirus no me genera nada como para escribir algo. Fue una prueba para la cabeza. Hasta en un momento me gustaba quedarme en casa, estaba conmigo, no consumía nada y compraba lo que consumía en el momento.

Estamos todos en la misma tormenta pero en distinto barco. En un momento quería colaborar con eso de no salir, no quería hacerme el vivo. Tengo mucho contacto con mis amigos de Buenos Aires y me pegaba mal la situación en la que estaban. En un momento tuve un poco de miedo, pero también es la publicidad que le hacen. Después te decían que en Uruguay mueren mil personas por año, pero no están publicitadas. Yo igual me cuidaba. Ante la duda, colaboraba en eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s